ES INEVITABLE CARGARSE DE EMOCIÓN AL ESCRIBIR ESTAS PALABRAS, EN ESTE CASO LEERLAS – TU AMIGO JOSÉ MARÍA JIMÉNEZ


Sirvan estas cortas y sencillas palabras para tender un póstumo
homenaje a la memoria de nuestro querido amigo y compañero Antonio
Toribio.

Fue Antonio una persona íntegra, fiel a sus principios, trabajador,
honesto y de vida sencilla. En definitiva, una buena persona y ejemplar
maestro avemariano.

Fuimos muchas personas las que tuvimos la suerte de compartir su
amistad y buen compañerismo.

Siempre me comentaba que su vida tenía dos pilares: uno su mujer,
su PILI y el otro, su COLEGIO.

Han sido centenares de alumnos los que han tenido la suerte de
recibir en su formación y educación los conocimientos y buenos consejos
de Antonio Toribio, como decía D. Andrés Manjón, nuestro fundador,
hombres y mujeres cabales.

Antonio en su vida profesional y humana es parte activa de la
historia de nuestro Colegio por su entrega y dedicación en todas las
funciones que ha desempeñado tanto como maestro, así como director.
Gracias Antonio por tener la suerte de haber compartido contigo los
buenos momentos de tu amistad y buen hacer en la vida diaria en el
Colegio durante mucho tiempo.

Ahora seguro, desde arriba, y junto a tu Pili nos ayudarás a seguir
caminando en nuestras vidas, siguiendo el ejemplo que tu pusiste en el
tiempo que compartimos juntos.

¡ANTONIO, GRACIAS POR TODO!

JOSÉ MARÍA JIMÉNEZ MARTÍNEZ 22/05/19

Comparte en tus Redes
  •  
  •  
  •  
  •