Escolares en Sierra Nevada: de San Isidro a la nieve


Sierra Nevada sigue luciendo espléndida con el frío del invierno. La excelente nieve que puebla sus laderas siguen convirtiendo a la estación de esquí granadina en uno de los grandes atractivos de mayores y pequeños. Por esta razón, nuestros alumnos de 6º de Primaria, dentro del proyecto Escolares en Sierra Nevada, no han querido perder la ocasión para reencontrarse con la naturaleza, la nieve y el deporte. Todo ello en un paraje único de nuestra provincia: el Parque Natural de Sierra Nevada.

Cuarenta niños, acompañados por profesores y monitores, gozan a lo largo de esta segunda semana del mes de febrero de las maravillas que encierra la práctica del esquí. Dentro del proyecto Escolares en Sierra Nevada, para alumnos de Primaria, los más pequeños del centro disfrutan de una experiencia única. Un deporte de aventura, en mitad de un paisaje natural, considerado como uno de los tesoros medioambientales de Granada. Lo que permite relacionar actividad física y educación ambiental en una sola actividad, como parte del proyecto de Hábitos saludables de nuestro centro.

 

Del aula a Sierra Nevada

Escolares

Los alumnos de 6º del Ave María San Isidro, en Sierra Nevada

Los alumnos de nuestro centro empiezan, poco a poco, a recuperar sus tradicionales salidas complementarias. En esta ocasión, los alumnos de 6º de Primaria han tenido la oportunidad de disfrutar de una actividad única: aprender un deporte como el esquí junto a sus compañeros de clase y sus profesores. La jefa de estudios de Primara y tutora de uno de los grupos, Mariana Rancaño, valora muy positivamente este tipo de actividades, que permiten acercar el deporte y la naturaleza a los jóvenes avemarianos. “A lo largo de toda la semana nuestros alumnos están aprendiendo a esquiar. Adquieren nociones básicas sobre este deporte y, normalmente, casi todos, adquieren un nivel básico para poder bajar por sí mismo las pistas”.

Una experiencia única, aseguran desde el equipo docente de Primaria. “Viviendo en Granada y con la Sierra tan cerquita, es una oportunidad que no podemos desperdiciar”, aseguran. Rancaño, además, recuerda cómo aprender a esquiar y viajar hasta las pistas de Sierra Nevada esconde mucho más. “Nuestros alumnos tienen la oportunidad de hacer deporte en la naturaleza, conocen el paisaje, la montaña y lo hacen practicando hábitos saludables”.