El Ave María San Isidro siembra para un nuevo curso


Las Escuelas del Ave María cumplen sus 133 de años de vida. Con la llegada del 12 de octubre, Día de la Hispanidad, Virgen del Pilar y aniversario de la fundación de las escuelas, el Colegio Ave María San Isidro ha querido conmemorar una fiesta tan importante para todos aquellos que formamos parte del legado de D. Andrés Manjón. Una fiesta que ha contado con talleres y actividades a lo largo de toda la jornada, además de una celebración religiosa en la que han participado con esmero alumnos de todas las etapas educativas para pedir por el nuevo curso y dar gracias por los frutos cosechados en estos más de ciento treinta años de historia.

Tras el recreo han tenido lugar los actos conmemorativos junto al busto de nuestro fundador. El delegado pastoral de Juventud, el Rvdo. P. D. Javier Ortega Beltrán, ha sido el encargado de presidir la santa misa que ha tenido lugar en el patio del centro, y donde han participado los alumnos del centro, de 3º de EPO a 4º de ESO. Una celebración en la que han participado con ilusión y esmero nuestros alumnos, y donde ha predominado un mensaje: la importancia de ser tierra fértil para que el sembrador coseche frutos abundantes.

No han faltado el tradicional recuerdo a la fundación de las Escuelas del Ave María y al Día de la Hispanidad, con el izado de las banderas y la interpretación de los himnos como parte de la ceremonia de este día.

 

La siembra de un nuevo curso: ¡sed buena tierra!

En torno a la parábola del sembrador ha discurrido la homilía del padre Ortega, quien se ha dirigido al alumnado de nuestro colegio para sensibilizarlo sobre la realidad que los envuelve: “Vosotros, ¿qué tipo de tierra sois?”. Tras explicar la importancia de la naturaleza, la vegetación y la agricultura en nuestra sociedad, el sacerdote ha llevado a los niños a entender lo importante de tener una buena tierra para cosechar. Todos y cada uno de nuestros alumnos, deben disponerse siempre a ser la mejor tierra posible, la más fértil, para poder dar frutos abundantes.

Todo ello a la vez que el equipo docente, que junto con las familias, realizan la labor de sembradores deben siempre actuar con tesón y alegría para labrar felices la tierra que Dios nos encomienda. Por ello, la reflexión final ha ido dedicada a la comunidad educativa, invitándonos a todos a ser tierra buena y ser también buenos sembradores.

Como parte de la celebración,  el sacerdote ha bendecido todo el aulario del centro para que el espacio de trabajo de nuestros niños y niñas siga estando siempre regado por el agua, la fe y el buen hacer, tal y como enseñó y predicó nuestro fundador.

 

Arraigados a la tierra

Como parte  de la celebración de este día, alumnos y profesores han querido tener muy presente la labor que inició D. Andrés Manjón hace 133 años. Con el fin de conmemorar un año más la fundación de las Escuelas del Ave María, los alumnos han estado trabajando en la decoración con banderas de nuestros centros para agitarlas después mientras sonaba el himno y se izaba la bandera avemariana.

Para ello, además, los alumnos de 4º de ESO han elaborado una breve disertación donde han explicado qué es ser avemariano, cuáles son los valores que han cosechado en nuestro colegio y cuál es la esencia que envuelve a todos y cada uno de las colonias escolares manjonianas.

No ha faltado tampoco el recuerdo a la Fiesta Nacional de España que se celebra este 12 de octubre. Nuevamente, los alumnos de 4º de ESO han sido los encargados de exaltar los valores de nuestro país, democrático y plural, donde hay cabida para todos y en el que nuestra historia debe hacernos sentir orgullosos.