HÁBITOS SALUDABLES


Las prácticas de vida saludable, el respeto al medio ambiente, la conciencia ecológica y la educación ambiental es una tarea transversal en nuestro centro independientemente de la etapa educativa. Desde Infantil a Primaria, nuestros alumnos trabajan con denuedo para buscar solución, como futuros ciudadanos comprometidos con su entorno, a aquellos problemas que la emergencia climática va marcando. Por esta razón, son muchas las actividades, proyectos e iniciativas que se trabajan desde el aula, como parte de la educación en valores de nuestros alumnos, integrándolas dentro del currículum y desarrollando a su vez las competencias clave.
Desde el Departamento de Formación Humanística, y concretamente desde la materia de Geografía e Historia, los alumnos de 3º de ESO han profundizado en el conocimiento de los sectores económicos y especialmente aquellos que, por su arraigo e importancia, son vectores estratégicos en Andalucía. Sensibilizados con el impacto económico que las actividades económicas tienen en nuestro entorno pero también sobre el paisaje y el patrimonio natural, hemos conocido la importancia de garantizar el desarrollo sostenible por medio de prácticas y hábitos profesionales que permitan estimular la economía, la inclusión social, la sostenibilidad medioambiental y la buena gobernanza. En este sentido, nuestros alumnos han trabajado, fuera y dentro del aula, la importancia de la huella ecológica, el valor y riqueza de los paisajes antropizados asociados a la actividad agrícola y ganadera.
Como parte de las líneas de actuación promovidas desde la Consejería de Educación en relación con el Programa Aldea para la Educación Ambiental, nuestro alumnado se ha dispuesto a conocer con detalle la sensbilización con el desarrollo sostenible de empresas y actividades profesionales relacionadas con el ámbito rural, los cuales promueven desde sus puestos de trabajo la conservación del entorno, la protección de la biodiversidad, la riqueza natural y animal de los paisajes agrarios del entorno a la vez que se apuesta por la economía circular, como clave estratégica para el desarrollo sostenible de la población rural de Andalucía.
De manos de Rafael Chamorro, gerente de la Cooperativa OlivaSur, en Arquillos (Jaén), conocieron la importancia de la agricultura en extensivo, los métodos y prácticas que se asocian a las labores de recolección y procesado de la aceituna así como la comercialización del aceite a través de plataformas digitales; todo ello como parte de una estrategia comercial basada en el producto de proximidad, de sensibilización con los pequeños agricultores y el retorno directo de los beneficios a los propios recolectores, como parte de esa dinámica circular de una economía sostenible. Muy cerca de aquí, en Santiesteban del Puerto, en el corazón de la comarca de El Condado, nuestro alumnado conoció los sistemas de reproducción, crianza y selección del ganado bovino de lidia, como ejemplo de la ganadería extensiva en Andalucía, viendo y comprobando de primera mano la riqueza medioambiental y etnográfica asociada a un paisaje como el de la dehesa. Una forma de conocer, igualmente, las condiciones de bienestar animal y los beneficios que supone en la economía local y regional explotaciones pecuarias como ésta, que mantienen parte de su patrimonio natural y la variedad de su biocenosis.

HUERTO ESCOLAR

El cultivo del huerto es un excelente recurso para acercar  y experimentar con el alumnado múltiples experiencias en su entorno natural y rural, entender las relaciones y dependencias que tenemos con él además de poner en práctica actitudes y hábitos de cuidado y responsabilidad medioambiental; experiencias interesantes para el desarrollo de las capacidades fundamentales que potencien el respeto al medio ambiente.

El acercamiento del alumnado al mundo rural e iniciarlo en el cultivo de plantas tiene hoy más que nunca su razón de ser al estar produciéndose en la actualidad el despoblamiento del entorno rural y por consiguiente su abandono. Cualquier paso que se dé, encaminado a tomar conciencia de la importancia de conseguirla regeneración y conservación del medio ambiente y sus recursos, nos tiene que dar por satisfechos.

Con motivo de la pandemia, las actividades al aire libre deben de ser prioritarias y presentes en el proceso de enseñanza aprendizaje.

 

[ngg src=”galleries” ids=”154″ display=”basic_slideshow”]

GANADERIA Y COOPERATIVA

 La vida de nuestro centro, poco a poco, va recuperando su vida. Recreos, fiestas y convivencias son solo algún ejemplo de esta normalidad pero también la vuelta de las salidas complementarias como parte de la vida y la actividad académica de nuestros alumnos. En esta ocasión, los alumnos de 3º de ESO, de manos de la asignatura de Geografía e Historia, se han embarcado en un viaje al corazón de la Sierra de Segura, en Jaén, para conocer de primera mano las particularidades del sector primario y secundario de nuestro entorno.
Sostenibilidad, paisajes agropecuarios, ganadería extensiva o industria de base son solo algunos de los términos que, a lo largo de este primer trimestre, han estudiado nuestros alumnos en esta materia, dentro del conocimiento de los sectores económicos. Para profundizar en algunas de sus particularidades, se han desplazado hasta la pedanía de El Porrosillo, en el término municipal de Arquillos, así como hasta la finca “Cañadillas Altas”, en Santiesteban del Puerto.
En primer lugar, pudieron conocer junto a Rafael Chamorro cómo es un día de trabajo en la almazara Olivasur Natural. La descarga de la aceituna, el lavado de ésta así como su molienda fueron algunos de los procesos que pudieron ver in situ nuestros alumnos, antes de pasar a la zona de filtrado, depósito y envasado. Toda una experiencia para conocer en detalle cómo funciona una industria de base y que, a la sazón, constituye uno de los pilares económicos del entorno. Además, gracias a la generosidad del personal de Olivasur Natural, nuestros alumnos pudieron degustar el rico aceite que producen.

Apenas 30 kilómetros separan Arquillos de Santiesteban del Puerto, lugar donde se ubicaba el segundo de los enclaves a visitar por nuestros pequeños avemarianos. En esta ocasión se dispusieron a conocer la vida y el trabajo de una ganadería extensiva, dedicada en este caso a la cría del toro de lidia. Becerros, novillos, vacas y toros aguardaban en la dehesa, entre encinares. Allí, y de manos del periodista Luis Miguel Parrado y la familia Berrio, propietaria de la ganadería, se embarcaron en todos los entresijos que encierra el mantenimiento de la dehesa, la riqueza biológica que descansa detrás del toro bravo así como algunas de las faenas propias del campo bravo.