CONSEJOS PSICOLÓGICOS


Queridas familias, desde el Departamento de Orientación del colegio Ave María San Isidro deseamos que estéis llevando esta situación difícil de la mejor forma posible. Iniciamos un nuevo tramo y queremos compartir con vosotros algunos consejos psicológicos. Pretendemos con ello haceros llegar unas sencillas orientaciones, tranquilizar a quien lo precise o simplemente ayudaros a daros cuenta de lo bien que estáis gestionando esta crisis.

1. Organizar un horario semanal y planificar rutinas diarias

Establecemos unas rutinas temporales diarias y las cumplimos. Incluye en el horario los deberes y responsabilidades, pero también ocio y tareas agradables.

Uno de los consejos psicológicos más importante es importante diseñar un horario diario, aunque flexible, que incluya la realización de hábitos de higiene, alimentación y ejercicio físico, de tareas domésticas y académicas (con sus debidos descansos), de momentos de esparcimiento y diversión (juegos sociales de mesa, de construcciones, de ordenador, etc.), de desarrollo cultural (cine, pintura, música, historia, etc.), de relajación y cualquiera otras que establezcan por consenso en el ámbito familiar, incluso dejar tiempo para el aburrimiento.. Dentro de las posibilidades espaciales de cada familia, es bueno utilizar distintos espacios relacionados con las rutinas diarias.
Realizar estas actividades de forma positiva, con motivación y, cuando sea posible, grupalmente favorecerá su asimilación y consolidación por parte de nuestros hijos e hijas.
Diferenciar entre los horarios y rutinas de un día entre semana de los del fin de semana.

2. Evitar la sobreinformación

Una sobrecarga de información negativa puede provocar mucha ansiedad.

Elegir uno o dos momentos del día para leer o escuchar las noticias.
Es recomendable no ver las noticias durante las comidas, ni tampoco por la noche antes de acostarte para que esos momentos sean positivos y libres de miedos.

3. Fomentar la inteligencia emocional y centrarnos en lo positivo

Sentir es parte de la vida. Las emociones son necesarias, pero a veces algunas de ellas son muy negativas o demasiado intensas, demasiado frecuentes o de una duración desproporcionada.

El confinamiento familiar ha supuesto un cambio radical en nuestras vidas, por tanto, es normal la afluencia de pensamientos negativos, miedos, frustraciones, etc., que se transmiten a nuestros hijos e hijas. Es el momento para enfocar nuestros pensamientos de forma positiva hacia un final feliz, hacia proyectos de futuro interesantes que fortalezcan las capacidades de resiliencia de toda la familia, que nos permiten desarrollarnos a partir de la adversidad. El fin es mejorar nuestra autoestima y percepción del mundo, generar una actitud positiva ante lo que ocurre, favorecer la conexión con los demás, dar refuerzo positivo y evitar focalizar continuamente nuestra atención en lo negativo.

Intentar pensar que “no estamos encerrados” sino “cuidándonos y cuidando a los demás quedándonos en casa,

4. Fortalecemos los vínculos familiares

Es un buen momento para que padres e hijos aprovechen al máximo el tiempo que pueden estar juntos y aprendan los unos de los otros. Solo tenemos que saber cómo sacar partido a nuestros recursos y conseguir un ambiente cómodo para todos.

Esta situación de confinamiento nos obliga a permanecer más tiempo del habitual con nuestras familias, por tanto, es necesario redoblar esfuerzos en las normas sociales de relación y respeto para evitar conflictos relacionados con la ansiedad, el miedo, la frustración, etc., Si es preciso, se pueden consensuar una serie de normas de obligado cumplimiento, incluso realizar carteles para su recuerdo y presencia constante.

Es muy positivo que actuemos unidos como un equipo, colaborar y apoyarnos unos a otros, fomentar la creatividad, recuperar juegos antiguos de mesa. Escuchar a nuestros hijos e hijas, sus opiniones, sus sentimientos, sus emociones, y miedos .

5. Ser activos y creativos

Buscar formas de actividad física que podamos realizar en casa. Despertad la creatividad.

Los niños y niñas tienen muchos recursos y potencialidades que debemos de aprovechar y los momentos de crisis son ocasiones excepcionales para promoverlos
– Elaborar un regalo con tus propias manos y guárdalo para entregárselo a alguien importante más adelante.
– Dibujar o escribir una tarjeta sorpresa con un mensaje positivo o una felicitación y compártela.
– Llevar a cabo un diario.

6. Utilizar con responsabilidad la tecnología.

Limitar el tiempo que pasamos conectados a la tecnología.

Buscar actividades manuales y formas de pasar el tiempo separados de las pantallas.
Podemos utilizar el teléfono y las redes sociales para seguir conectados con nuestros amigos, compañeros y profesores.


ENLACES INTERES- CONSEJOS PSICOLÓGICOS:

Meditación por gentileza de Cristina Tamayo:

Páginas y entradas en nuestra web sobre el Covid19

CUIDAOS MUCHO.
Nos veremos pronto.
UN ABRAZO DEL EQUIPO DE ORIENTACIÓN

Comparte en tus Redes
  •  
  •  
  •  
  •