ORACIONES PARA LA SEMANA DE D. ANDRÉS MAJÓN


Lunes: EL DOCTOR ESCRIBANO Y SU AMIGO EL PADRE MANJÓN (1ª Parte)

¡Buenos días! El cirujano Víctor Escribano fue benefactor de las Escuelas del Ave María. El catedrático de Anatomía puso consulta gratis para niños, familiares y empleados y hasta curó al perro León. La vinculación de don Víctor Escribano con el Ave María surgió de la primera visita que hizo a las Escuelas; a partir de ahí se convirtió en amigo personal del Padre Manjón y en médico oficial de toda la familia avemariana. El propio Manjón, en un viaje que realizó a Madrid en 1902, se encontró con don Víctor, que tramitaba pasar de la asignatura de Anatomía a la de Operaciones en nuestra Universidad; era el mes de agosto cuando, refiriéndose al doctor, dejó escrito esto: es Escribano hombre serio, joven, 30 años, culto, buen cristiano y buen amigo. Efectivamente, Escribano estuvo siempre cerca de las Escuelas, de los niños y de sus familiares como médico y benefactor. Cada año en diciembre los vacunaba; abría una consulta gratuita para los niños y sus familias todos los domingos después de la misa. No hay que olvidar el profundo cristianismo que profesaba y la habilidad de ponerse a disposición de los enfermos. El 10 de marzo de 1900 el doctor Escribano pronunció en las Escuelas del Ave María una ilustrativa conferencia con amplio eco en los periódicos locales.

Martes: EL DOCTOR ESCRIBANO Y SU AMIGO EL PADRE MANJÓN (2ª Parte) 

¡Buenos días! La vida del doctor Escribano en relación con las Escuelas del Ave María está llena de curiosas anécdotas, porque si en un principio se trataba de atender a los niños, acabó ocupándose de los obreros, empleados, familiares y hasta de los animales del barrio.

Atendía al propio P. Manjón cada vez que le aquejaba algún mal; sobre todo el dengue que le atacaba cada año. Operó de un oído en el Hospital de San Juan de Dios al capellán de las Escuelas. Reconocía a los maestros y se encargaba de habilitarlos o darles las bajas. Operó de una hernia a Juan de Dios, el jardinero del Ave María. Y hasta curó al perro León, el mastín que guardaba la finca; un vecino le pegó un tiro en la pata al oír los gritos de su mujer, asustada cuando intentó darle pan. 

A cambio de esa amistad y de su enorme generosidad, el Padre Manjón siempre estuvo a su disposición. Cada 12 de abril, en la onomástica de don Víctor; los niños de la Escuela le brindaban una serenata; el propio Manjón bautizó a su primera hija en la Iglesia de Santa Ana en Enero de 1905; lamentablemente cinco meses después murió la niña y también asistió al entierro. 
En cada viaje que don Víctor Escribano hacía se encargaba de difundir la excelente labor de las Escuelas avemarianas como ejemplo de una enseñanza moderna, activa y participativa. 

El doctor Escribano llegó a ser decano de la Facultad de Medicina, diputado provincial, promotor del periódico Ideal de Granada, y, junto a los doctores Federico Olóriz y Benito Hernando, gran benefactor y propagandista de las Escuelas del Ave María. Hoy una calle del barrio de los doctores, junto a la Plaza de Toros, lleva su nombre.

 Miércoles: UNA BURRA EN LA UNIVERSIDAD

¡Buenos días! El burro granadino tiene una bonita historia unida al Sacromonte. Sabemos que el prestigioso catedrático Don Andrés Manjón conservaba en las caballerizas del Ave María por lo menos cuatro jumentos: Purchila, Paloma, Longaniza y Morena, que es en la que bajaba a Granada. Cuenta él mismo que fue una de estas burras la primera en entrar en la Universidad. Dicho así, daría la impresión de que el obediente animal no sería tan burro o de que para entrar en tan prestigiosa institución no hay que ser muy listo.

Y es que resulta que, en un muy lluvioso día del mes de abril de 1900, era tal la cantidad de agua que caía que el Padre Manjón no quiso dejar su burra en la calle; optó por meterla en el recinto universitario y buscarle mejor cobijo. Es la primera noticia que tengo de que la Universidad haya servido de protección a un burro. La primera, no la última. Aunque cuando murió la burra Morena por poco le levantan un monumento.

Jueves: FRASES DE D. ANDRÉS MANJÓN

¡Buenos días! Algunas frases de D. Andrés Manjón:

  • “Las ideas paren virtudes”.       
  • “Donde se abre una escuela se cierra un presidio”.
  • “Hagamos hombres ilustrados y tendremos hombres honrados”.
  • “Dejemos en amplia libertad a maestros y alumnos, que la libertad es el progreso”.
  • “Sin libertad no hay dignidad”.
  • “Lo que importa es instruir, y el que más instruye más sana”.
  • “En alumbrando la cabeza, el corazón puede dejarse a sus anchas”.
  • “Humanidad ilustrada, humanidad redimida”.
  • “Cuanto más perfecto es el individuo, mejor será la sociedad; cuanto más perfecta sea la sociedad, mejor será el individuo”.

Viernes: EL PODER DE LA SONRISA 

¡Buenos días! La sonrisa es la luz de nuestro rostro, la que nos abre muchas puertas, la que genera aptitudes positivas y nos allana, prepara el camino para llegar a los demás. La sonrisa tiene un efecto multiplicador en cualquier actividad que desarrollemos. Pedir algo por favor y acompañarlo de una sonrisa, produce un efecto muy positivo en la otra persona. Siempre nuestra sonrisa debe ser natural, y nada fingida; esta actitud positiva nos beneficia siempre en nuestra relación con el otro. Incluso la sonrisa puede disminuir el efecto de algún error o equivocación que tengamos. Una sonrisa significa mucho, enriquece a quien la recibe, sin empobrecer a quien la ofrece. Dura un segundo, pero su recuerdo, nunca se borra.

FUENTE: BLOG PASTORAL CASA MADRE